Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘tercer paisaje’


Abstract. 3.0

Costuras Espacio-temporales. Trazas de inmanencia en el espacio urbano-arquitectónico.

Arq. Angel Rivero

“¿Qué pasa sobre el cuerpo de una sociedad? Flujos, siempre flujos, y una persona siempre es un corte de flujo. Una persona, es un punto de partida para una producción de flujos, un punto de llegada para una recepción de flujos, de flujos de todo tipo; o bien una intersección de muchos flujos.”

Gilles Deleuze. [1]

El enunciado: el movimiento.

Al hablar de ciudad y arquitectura como dos partes inseparables de un mismo enunciado –lo urbano-arquitectónico -, estamos dando por hecho que existe una interrelación entre ambas; una oscilación constante que nos habla, evidentemente, de un movimiento inmanente. Para alcanzar este enunciado, se requiere dejar de ver la arquitectura aislada de la ciudad, y al mismo tiempo, dejar de ver la ciudad como un estrato alejado de la arquitectura. Y es justamente concientes de este movimiento, que vemos el cuerpo de un sistema de relaciones urbano-arquitectónicas, como lugar de observación y estudio potencial para el desarrollo de esta tesis. No podemos ver el espacio de relaciones urbano-arquitectónicas o Costuras espacio-temporales, sin pensar en el movimiento.

¿Cómo es el movimiento en el espacio urbano-arquitectónico? El movimiento urbano-arquitectónico constituye una tríada de líneas de fuga en el campo de inmanencia de la ciudad. La primera de estas líneas, va en dirección al estrato de la locomoción como principal moldeador del espacio, que por medio del sistema de relaciones físicas constituyen diagramas de territorialidades [costuras espaciales]. La segunda, sucede como parte del sistema de relaciones, siendo la activación y sus fluctuaciones en el tiempo las que arman el potencial, reflejado en el espacio físico [costuras diagramáticas]; y una tercera, dirigida a un estrato más abstracto, pero no por ello irreal, que apunta a las relaciones entre la activación de un espacio heterocrónico construido y acumulado por el tiempo, recreando experiencias de viajes mentales y encontrando al mismo tiempo su expresión en el espacio físico [costuras temporales].

Costuras espaciales. Costuras diagramáticas.

El movimiento-muro. El ritornelo.

Diagramas urbano-arquitectónicos

Paradójicamente, mientras el sistema de movilidad y relaciones de las ciudades, construyen y fortalecien el macro-diagrama de flujos de la ciudad, [autopistas, calles, avenidas, ejes viales, sistemas de transporte masivo superficial y subterráneo], conectando estratos en una escala macro, la repetición cíclica de los diagramas de estas líneas de intensidades – igual a un ritornelo[2]-, van creando y delimitando territorios. Esta delimitación puede ser intencional-dirigida y/o emergente-capturada, entre tantas otras. Sistemas de ríos urbanos, que se convierten en límites, se materializan en el filum urbano. Un movimiento mecánico, marcando una cicatriz por medio de una estría. A este filum en los casos más brutales, lo llamaremos movimiento-muro, y al movimiento que atraviesa este muro lo llamaremos costura espacial.

La generación y captura de estos diagramas de movimiento [y su activación],  sobre estas estrías [físicas], constituyen un estrato, el estrato de movimiento. A través de ellos, se construyen costuras-diagramáticas, cuyo filum impacta al entorno, en una dirección. Y en el sentido contrario, el filum, genera y determina el diagrama. No se puede establecer cual de los dos es primero, en algunos casos, el diagrama surge como resultado de una singularidad, y en otros es el sistema mismo quien genera el filum, para permanecer.

Hipótesis 1.

Si en la actualidad vivimos en el tiempo de la acumulación, la construcción y multiplicación de territorios y micro-territorios que encuentran su lugar en el entorno urbano-arquitectónico, conformando un sistema de multiplicidad de capas (usuarios, programas, espacios, y tiempos yuxtapuestos y superpuestos); la interrelación entre estas capas se hace por medio de costuras espacio-temporales, las cuales activan el entorno desde el momento y el lugar presente.

Hipótesis 2.

Entendiendo que el movimiento es el enunciado de nuestra época, las costuras espacio-temporales en el espacio urbano-arquitectónico, constituyen el entorno a partir del desplazamiento físico y al mismo tiempo generan relaciones de tiempo y memoria.


[1] Curso de Gilles Deleuze en la Universidad de Vincennes, 16/11/1971.  Fuente: www.webdeleuze.com.

 

[2] El concepto del ritornelo es tomado de la meseta 1837. Del Ritornelo. Mil Mesetas. Deleuze-Guattari.

Read Full Post »


Espacio abandonado > Espacio Público

Arq. Danniela Kristhy Díaz Velasco

Abstract.

Hipótesis

Si los espacios abandonados están en un estrato olvidado de la Cd. de Méx. entonces una posible estrategia para su
reactivación sería plantear una programación de usos y actividades en éstos para emerger como una capa visible en nuestro cotidiano.

Las transformaciones que se están dando en la ciudad, (movilidad, velocidad, flujos, mutaciones) me llevan a una reflexión crítica sobre el uso indiscriminado del significado que le damos a los espacios; las condiciones urbano – arquitectónicas en las que se desarrolla nuestra supuesta vida pública, las fronteras que se han construido y nos hemos creado respecto a espacios abandonados u olvidados y la incomprensión hacía los vacíos.
Es una obsesión compulsiva relacionada con construir sin importar si es en serie; con fines sólo de delimitación, saturación y evidenciar “progresos” políticos.
La realidad se ve, presenta y representa. Una labor transdisciplinaria puede ser aplicada para abordarla,
romper con los condicionamientos de aislamiento, evitando creer que ésta se da “bajo únicamente una perspectiva”.
La realidad de estos espacios: abandonados, públicos, vacíos [los abandonados], tienen en común el olvido, en los dos últimos entra el factor temporal.
El paisaje urbano-arq de [los abandonados] puede parecer descontextualizado; sus “respiraciones atmosféricas” pueden provocarnos rechazo, tal vez no estamos acostumbrados a interactuar en ellas…y…me pregunto si acaso la ciudad de México está en una sanitarización contextual a lo homogéneo, cuando nos podemos enorgullecer de nuestro caos citadino y de nuestra heterogeneidad.
El paisaje está siendo construido de una manera que se sale en algunas ocasiones del sistema totalitario en serie y esos
intersticios, es lo que me permiten creer en la activación del abandono.  Se presentan espacios que pueden unir o separar, afectar los procesos y problemas urbanos; y en la representación es cuando intervienen los actores sociales.
Limitantes de acción hay muchos, los cuáles podrían apoderarse como trampa al pensamiento, enfatizados por las instituciones, mi postura no es dejar que esos factores terminen como un llanto nostálgico apoderado sólo por escuchar la palabra “abandono” y mandarlos al “congelador”, para olvidar que hay una acción que es
requerida para su activación; no dejarlos como meros monumentos contemplativos sin sentido ni valor ó “espacios hechizos” etiquetados con un masking tape de “uso”, para evitar protestas.

Read Full Post »