Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘posada’


Hola,

Hoy por ser no sólo la novena posada sino también la Nochebuena quise escoger un cuento que aludiera a esta noche especial, ¡hay tantos! Claro, no pude leer todos los que encontré, pero dentro de los que leí y descartando los más conocidos, seleccioné en una primera vuelta cuatro que realmente me conmovieron de una u otra manera como para pensar en enviarlos. Sin embargo, la idea era llegar a seleccionar sólo uno. A última hora decidí incluir los cuatro, bueno tres, ya que ésta es una noche de muchos obsequios, pero enfatizo el de Stevenson que fue el que decidí seleccionar, porque realmente es impactante.

jrr tolkien

El primero de los cuatro cuentos referidos no puedo incluirlo porque aún no está en digital, o sea en la red, pero lo dejo nombrado por si te interesa, sobre todo por quien lo escribió que fue el sudafricano: John Ronald Reuel Tolkien, o mejor conocido como J. R. R. Tolkien; el cuento se llama Las cartas de Papá Noel. Se trata de una colección de cartas que Tolkien escribió a sus hijos desde 1920 a 1936 y en las que el propio Papá Noel, narra su vida y aventuras. Las últimas cartas las firma el elfo Ilbereth, al que Papá Noel nombra su secretario personal. La obra está orientada a un público infantil y, en ella,Tolkien enriquece el mundo de Papá Noel con nuevos personajes como el Oso Polar, sus sobrinos Paksu y Valkotukka, los gnomos rojos, hombres y chicos de nieve, elfos rojos y verdes y duendes malignos. En cierto modo comienza a crear un mundo fantástico, tal y  como luego haría con su famosa saga de novelas. ¿No se te antoja leerlo? A propósito, ¿Ya viste El Hobbit, un viaje inesperado?

El segundo cuento es muy corto, pero muy conmovedor se llama Vañka de Anton Chejov, de quien ya me ocupé en la segunda posada.

9 1 Anton Chejov_Vañka

Fiodor Dostoievski

9 2 Fiodor Dostoyevski_Un árbol de navidad y una boda

El tercer cuento es más largo, en él  puede verse la maestría en el manejo de los personajes de la que hacía gala uno de los considerados más grandes escritores que ha existido, fue calificado por Stefan Zweig como «el mejor conocedor del alma humana de todos los tiempos», se trata de: Fiodor Dostoyevski, el cuento se titula Un árbol de navidad y una boda.

Pero seleccioné, como ya dije, para pedir la novena de posada, última antes de Navidad, el cuento titulado Markheim/La voz de la consciencia del escocés Robert Louis Stevenson, espero que lo acojas con cariño es muy impactante. Lo envío en dos versiones, una con formato dedicada a Erick, y la otra como he enviado todos los anteriores.

 Robert Louis Stevenson

9 0 Robert Louis Stevenson_la-voz-de-la-conciencia_ con formato

9 0 Robert Louis Stevenson_Markheim_La voz de la consciencia

Robert Louis Stevenson fue autor de algunas de los mejores relatos fantásticos de la literatura inglesa. También es de mencionarse su obra ensayística: la cual es breve, pero decisiva en lo que se refiere a la estructura de la moderna novela de aventuras. Fue un autor muy apreciado en su época y algunas de sus obras son, rigurosamente fundamentales.

A pesar de ser un hombre enfermo y débil, tenía un carácter y una voluntad inquebrantables; el propio Stevenson lo decía así:

Durante catorce años no he conocido un solo día efectivo de salud. He escrito con hemorragias, he escrito enfermo, entre estertores de tos, he escrito con la cabeza dando tumbos.

Su popularidad como escritor se basó fundamentalmente en los emocionantes argumentos de sus novelas fantásticas y de aventuras, en las que siempre aparecen contrapuestos el bien y el mal, a modo de alegoría moral que se sirve del misterio y la aventura. Cantor del coraje y la alegría, Stevenson dejó una vasta obra llena de encanto, con títulos inolvidables.

 

Saludos cordiales,

Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

P.S. Si diste posada a este cuento, es decir, lo leíste y te impactó, en agradecimiento te trajo un pequeño obsequio, haz click en:  Muñeco de nieve y tómate otro ratito de diversión bien merecida armando el decorado para la próxima Navidad. Y si le diste posada a más de un cuento tienes otro obsequio: Otro Nacimiento

Read Full Post »


Hola,

 

Le toca el turno al octavo cuento, ¿le darías posada en tu casa y en tu corazón? Se trata de uno escrito por alguien que escribió muchísimos cuentos muy buenos, me refiero a Guy de Maupassant, se titula La casa Tellier, hace que tus emociones den vuelcos.

guy_de_maupassant

8 Guy de Maupassant_La Casa Tellier

Henry René Albert Guy de Maupassant (Dieppe, 5 de agosto de 1850 – París, 6 de julio de 1893) fue un escritor francés, autor principalmente de cuentos.

La casa tellier1

Fue autor de multitud de cuentos y relatos (más de 300). Sus temas favoritos fueron los campesinos normandos, los pequeños burgueses, la mediocridad de los funcionarios, la guerra franco prusiana de 1870, las aventuras amorosas o las alucinaciones de la locura: La Casa Tellier (1881), Los cuentos de la becada (1883), El Horla (1887), a través de algunos de los cuales se transparentaban ya los primeros síntomas de su enfermedad.

la casa tellier2

Sus obras están escritas en un estilo sencillo, en dónde se transmite con realismo lo sórdido y cruel de la esencia humana. Esto se refleja tanto en sus relatos, así como también en sus tres colecciones de recuerdos de viajes, y en sus seis novelas.

Saludos cordiales,

Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

P.S. Si diste posada a este cuento, es decir, lo leíste y te horrorizó, en agradecimiento te trajo un pequeño obsequio, haz click en: Santa Claus y tómate otro ratito de diversión armando el decorado para la próxima Navidad.

Read Full Post »


Hola,

Éste es el séptimo cuento, ¿le darías posada en tu casa y en tu corazón? Se trata de uno escrito por el propio maestro del terror, me refiero a Edgar Allan Poe, se titula El gato negro, y sí, es de verdad aterrador.

Edgar-Allan-Poe

7 Edgar Allan Poe_El gato negro

Edgar Allan Poe (Boston, Estados Unidos, 19 de enero de 1809 – Baltimore, Estados Unidos, 7 de octubre de 1849) fue un escritor, poeta, crítico y periodista romántico estadounidense, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia-ficción. Por otra parte, fue el primer escritor estadounidense de renombre que intentó hacer de la escritura su modus vivendi, lo que tuvo para él lamentables consecuencias.

Los cuentos de terror o cuentos góticos constituyen su obra más conocida y propiamente genuina. En cuanto a su calidad artística, el escritor y crítico irlandés Padraic Colum afirmó que relatos como El barril de amontilladoEl pozo y el pénduloLa caída de la casa UsherLigeia, etc., se hallan entre «los mejores cuentos del mundo», mientras que para el crítico y traductor español Mauro Armiño, «a casi ciento cincuenta años de distancia, siguen siendo las narraciones más sugestivas del siglo XIX». De Riquer y Valverde, en la misma línea, sostienen que «sus narraciones y algún poema suyo quedan entre los resultados universales de la literatura norteamericana de su tiempo».

El gato negro (título original en inglés: The Black Cat) es un cuento de horror de este escritor, publicado en el periódico Saturday Evening Post de Filadelfia en su número del 19 de agosto de 1843. La crítica lo considera uno de los más espeluznantes de la historia de la literatura. Muchas películas se han realizado con su argumento.

Saludos cordiales,

Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

P.S. Si diste posada a este cuento, es decir, lo leíste y te horrorizó, en agradecimiento te trajo un pequeño obsequio, haz click en: Esferas y tómate otro ratito de diversión armando el decorado para la próxima Navidad.

Read Full Post »


Hola,

La sexta de las nueve posadas antes de Navidad la va a pedir el cuento titulado El nido de avispas de la conocidísima Agatha Christie.  espero que lo acojas con cariño porque éste también está escrito por una mujer y el protagonista es Hércules Poirot.

Agatha_Christie

6 Agatha Christie_Nido de avispas

Dame Agatha Christie, DBE (Torquay, 15 de septiembre de 1890 – Wallingford, 12 de enero de 1976), nacida Agatha Mary Clarissa Miller, fue una escritora inglesa especializada en los géneros policial y romántico, por cuyo trabajo recibió reconocimiento a nivel internacional. Si bien redactó también cuentos y obras de teatro, sus 79 novelas y decenas de historias breves fueron traducidas a casi todos los idiomas, y varias adaptadas para cine y teatro. Sus clásicos personajes Hércules Poirot y Miss Marple fueron muy populares. Sus cuatro mil millones de novelas vendidas conforman una cifra solamente equiparable con la de William Shakespeare, habiendo sido traducidas a aproximadamente 103 idiomas. Hasta su muerte, recibió múltiples reconocimientos y honores que incluyen un premio Edgar, el Grand Master Award de la Asociación de Escritores de Misterio, diversos doctorados honoris causa y la designación como Comendadora de la Orden del Imperio Británico por la reina Isabel II. Desde joven, Agatha Christie se convirtió en lectora de Arthur Conan Doyle, puesto que sabía que ello sería eficaz para olvidar los «horrores de la guerra». Además, estaba convencida de que sería capaz de escribir historias como las de Doyle; sin embargo, sabía que debía crear un personaje como Sherlock Holmes, lo cual conllevó a la confección de su propio personaje, el detective Hércules Poirot. Las influencias de Doyle en Christie se presentaron en la primera novela de la escritora, El misterioso caso de Styles, además de algunas semejanzas entre Holmes y Poirot. A pesar de que Conan Doyle fue el autor más influyente en su obra, también lo fueron en menor medida Edgar Allan Poe, Anna Katherine Green y G. K. Chesterton.

Saludos cordiales,

Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

P.S. Si diste posada a este cuento, es decir, lo leíste y lo disfrutaste, en agradecimiento te trajo un pequeño obsequio, haz click en: Corona para la puerta de entrada y tómate otro ratito de diversión armando el decorado para la próxima Navidad.

Read Full Post »


Hola,

 
Éste es el quinto cuento, ¿le darías posada en tu casa y en tu corazón? Se trata de un cuento escrito por nada más ni nada menos que del prolífico Oscar Wilde, se titula El gigante egoísta. Si quieres puedes verlo también en video haciendo click sobre el link: El gigante egoísta
 
Oscar_Wilde_portrait

5 Oscar Wilde_El gigante egoísta

Oscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde nació el 16 de octubre de 1854. Fue novelista, poeta, crítico literario y autor teatral, gran exponente del esteticismo. Estudió en la Universidad de Oxford, y se destacó en el estudio de los clásicos; allí escribió poesía; su extenso poema Ravenna ganó el prestigioso premio Newdigate en 1878.

Era de carácter excéntrico, llevaba el pelo largo y vestía pantalones de montar de terciopelo. Era prácticamente un coleccionista de objetos de arte y elementos decorativos, como girasoles, plumas de pavo real y porcelanas chinas. Sus actitudes y modales fueron repetidamente ridiculizados pero su talento le hizo innumerables admiradores.

El éxito de Wilde se basaba en el ingenio punzante y epigramático que derrochaba en sus obras, dedicadas casi siempre a fustigar las hipocresías de sus contemporáneos.

 
Saludos cordiales,
 
Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen. 
 
P.S. Si diste posada a este cuento, es decir, lo leíste y lo disfrutaste, en agradecimiento te trajo un pequeño obsequio, haz click en: Santa Claus en la Luna y tómate otro ratito de diversión armando el decorado para la próxima Navidad.
 

Read Full Post »



Hola,
En esta ocasión el turno para pedir la cuarta de las nueve posadas antes de Navidad es del cuento titulado Felicidad clandestina de  Clarice Lispector. Espero que lo acojas con más cariño todavía, porque ahora lo escribe una mujer. 
Clarice Lispector

Una de las escritoras más singulares de la literatura contemporánea iberoamericana, es Clarice Lispector, debido a su formación y las influencias culturales que conjuga, sumado a los esquemas literarios que rompe.

Nació en Tchetchelnick, Ucrania el 10 de diciembre de 1920, pero a los dos años se muda con sus padres a Recife, Brasil, donde pasa su infancia y adolescencia. A los 12 años se muda a Rio de Janeiro, donde ingresa en 1939 a la Facultad de Derecho. Es durante sus estudios que completó su primera novela, “Cerca del corazón salvaje” (Perto do coração selvagem) (1944), la que fue rechazada por la editorial José Olympio, pero un año más tarde ganaría el Premio Graça Aranha, que la convierte en un fenómeno literario, debido a la calidad de su obra y su juventud.

 
En sus propias palabras explica algo de sus experiencias:
 

Las tres experiencias

Hay tres cosas para las que nací y por las que doy mi vida. Nací para amar a los otros, nací para escribir y nací para criar a mis hijos. El “amar a los otros” es tan vasto que incluye hasta el perdón para mí misma, con lo que sobra. Las tres cosas son tan importantes que mi vida es corta para tanto. Tengo que apurarme, el tiempo urge. No puedo perder un minuto del tiempo que hace mi vida. Amar a los otros es la única salvación individual que conozco: nadie estará perdido si da amor y a veces recibe amor a cambio.
Y nací para escribir. La palabra es mi dominio sobre el mundo. Tuve desde la infancia varias vocaciones que me llamaban ardientemente. Una de las vocaciones era escribir. Y no sé por qué fue ésta la que seguí. Tal vez porque para las otras vocaciones necesitaría un largo aprendizaje, mientras que para escribir el aprendizaje es la propia vida viviéndose en nosotros y alrededor nuestro. Es que no sé estudiar. Y, para escribir, el único estudio es justamente escribir. Me adiestré desde los siete años para tener un día la lengua en mi poder. Y no obstante, cada vez que voy a escribir es como si fuera la primera vez. Cada libro mío es un estreno penoso y feliz. Esa capacidad de renovarme toda a medida que el tiempo pasa es lo que yo llamo vivir y escribir […]

El primer libro de cada una de mis vidas

Me preguntaron una ver cuál fue el primer libro de mi vida. Prefiero hablar del primer libro de cada una de mis vidas. Busco en la memoria y tengo en las manos la sensación casi física de sostener aquella preciosura: un libro finito que contaba la historia del Patito Feo y la de la lámpara de Aladino. Yo leía y releía las dos historias, los niños no tienen eso de leer sólo una vez: los niños aprenden casi de memoria y, aún sabiendo de memoria, releen con mucho de la excitación de la primera vez. La historia del patito que era feo en medio de los otros lindos, pero cuando creció se reveló el misterio: no era un pato sino un bello cisne. Esa historia me hizo meditar mucho, y me identifiqué con el sufrimiento del patito feo; ¿quién sabe si yo no era un cisne?
En cuanto a Aladino, soltaba mi imaginación hacia las distancias de lo imposible a las que era proclive: en aquella época lo imposible estaba a mi alcance. La ideal del genio que decía: pídeme lo que quieras, soy tu siervo -eso me hacía caer en el delirio. Quieta en mi rincón, pensaba si algún genio me diría: “Pídeme lo que quieras”. Pero desde entonces se revelaba que soy de aquellos que tienen que utilizar los propios recursos para obtener lo que desean, cuando lo logran.
Tuve varias vidas. En otra de mis vidas, mi libro sagrado me fue prestado porque era carísimo: Traversuras de Varicita. Ya conté el sacrificio de humillaciones y perseverancias por el que pasé, pues, estando preparada ya para leer a Monteiro Lobato, el grueso libro pertenecía a una niña cuyo padre tenía una librería. La nena gorda y muy pecosa se vengó volviéndose sádica y, al descubrir cuánto me significaría leer ese libro, hizo el juego de “ven mañana a casa que te lo presto”. Cuando yo iba, con el corazón literalmente saltando de alegría, ella me decía: “Hoy no te lo puedo prestar, ven mañana”. Después de cerca de un mes de ven mañana, que yo, altiva como era, recibía con humildad para que la nena no me cortara de una vez por todas la esperanza, la madre de aquel primer monstruito de mi vida comprendió lo que pasaba y, un poco horrorizada de su propia hija, le ordenó que en ese mismo momento me prestara el libro. No lo leí de un tirón: lo leí de a poco, algunas páginas por vez para no gastarlo. Creo que fue el libro que me dio más alegría en esa vida.
En otra vida que tuve, era socia de una biblioteca popular circulante. Sin guía, elegía los libros por el título. Y he aquí que un día escogí un libro llamado El lobo estepario, de Hermann Hesse. El título me gustó, pensé que se trataba de un libro de aventuras del tipo Jack London. El libro, que leí cada vez más deslumbrada, era de aventuras, sí, pero de otras aventuras. Y yo, que ya escribía cuentos cortos, de los 13 a los 14 años fui germinada por Hermann Hesse y empecé a escribir un cuento largo imitándolo: el viaje interior me fascinaba. Había entrado en contacto con la gran literatura.
En otra vida que tuve, a los 15 años, con el primer dinero ganado con mi trabajo, entré altiva porque tenía dinero en una librería que me pareció el mundo donde me gustaría vivir. Hojeé casi todos los libros de los estantes, leía algunos renglones y pasaba a otro. Y de repente uno de los que abrí contenía frases tan diferentes que me quedé leyendo, presa, allí mismo. Emocionada, pensaba: ¡pero este libro soy yo! Y, conteniendo un estremecimiento de profunda emoción, lo compré. Sólo después supe que la autora no era anónima, y que, por el contrario, se la consideraba una de las mejores escritoras de su época: Katherine Mansfield.

Forma y contenido

Se habla de la dificultad entre la forma y el contenido, en materia de escribir hasta se llega a decir: el contenido es bueno pero la forma no, etc. Pero, por Dios, el problema no es el que el contenido está de un lado y la forma del otro. Así sería fácil: sería como relatar a través de una forma lo que ya existía libre, el contenido. Pero la lucha entre la forma y el contenido está en el pensamiento mismo: el contenido lucha por formarse. Para decir la verdad, es imposible un contenido sin su forma. La intuición es la honda reflexión inconsciente que prescinde de forma mientras ella misma, antes de subir a la superficie, se trabaja. Me parece que la forma aparece cuando el ser todo está con un contenido maduro, ya que se quiere dividir el pensar o el escribir en dos pases. La dificultad de forma está en el mismo constituirse del contenido, en el propio pensar o sentir, que no sabrían existir sin su forma adecuada y a veces única.
 
Saludos cordiales,
 
Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen. 
 
P.S. Si diste posada a este cuento, es decir, lo leíste y lo disfrutaste, en agradecimiento te trajo un pequeño obsequio, haz click en: Nacimiento y tómate otro ratito de diversión armando el decorado para la próxima Navidad.
 

Read Full Post »


 Hola,
 
La tercera de las nueve posadas antes de Navidad la va a pedir el cuento titulado Un Caso de Identidad/La aventura de un caso de identidad del celebérrimo Sir Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes y el doctor Watson. Este cuento lo personifican ambos. Te encantará el método deductivo de Conan Doyle, espero que lo acojas con cariño.
 
 
Conan_doyle
 
Arthur Conan Doyle fue el primero y más aprovechado seguidor del escritor norteamericano Edgar Allan Poe (1809 – 1849) considerado padre del cuento policial, de misterio y terror. Poe fue el creador del primer detective de la literatura universal: el detective francés Auguste Dupin, secundado por un amigo fiel de quien no se menciona el nombre pero que acompaña al detective a lo largo de la historia.
En este cuento, Conan Doyle introduce al detective que más tarde se convertiría en el más famoso sabueso de la literatura policiaca y de la cinematografía: Sherlock Holmes, dueño de un gran conocimiento de la mente humana, y famoso por sus muy sesudas deducciones que siempre lo llevan a descubrir la verdad.
Al igual que Dupin, Sherlock Holmes aplica su lógica para cada caso que cae en sus manos. Un caso de identidad contiene una trama bastante sencilla y hasta banal, casi no hay acción pues todo se resuelve con la mente brillante de Sherlock Holmes. 

Saludos cordiales,
 
Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen. 
 
P.S. Si diste posada a este cuento, es decir, lo leíste y lo disfrutaste, en agradecimiento te trajo un pequeño obsequio, haz click en: Galletas de jengibre y tómate otro ratito de diversión armando tu decorado para la próxima Navidad.
 
 

Read Full Post »

Older Posts »