Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 noviembre 2015


Hola,

Hoy es el primer domingo de adviento. La palabra adventus significa venida, advenimiento. Proviene del verbo «venir». Con la palabra adventus la liturgia se refiere a un tiempo de preparación que precede a las fiestas de navidad y epifanía. (J. M. Bernal LLorente. Dominicos.org)

 

¿Me pregunto si esto es posible en el mundo tan convulsionado en que se está viviendo hoy en día? Y no me refiero solamente al terrorismo y las guerras, asuntos de suyo terribles en todos sentidos; sino también hay que pensar en otros asuntos agobiantes como lo son la cantidad de gente que hoy día puebla el Planeta y aunado a todo esto los extremos de riqueza y de pobreza, el comercio que en esta época se echa sobre la gente como ave de rapiña para quitarle todo lo que ha ganado abuzando de sus debilidades, inyectándole carencias que realmente no tiene, tratando de venderle cosas que no necesita, y que muchas veces fueron elaboradas por gente con salarios muy por abajo de lo mínimo, explotada.
En fin, que no pretendo agobiar más a nadie porque de hecho el adviento es tiempo de espera, de esperanza, de alegría, para los cristianos por el advenimiento, la venida de Jesús. ¿Y porqué no hacerlo tiempo de esperanza, de alegría para todos?

Anoche Toño nos envió esta fotografía, la cual me propició mucha alegría, ojalá te la propicie también a tí:

 

0 CFvR Ya puse el árbol
¡Mira que hacer un árbol de Navidad con la ropa sucia! ¡Qué buena puntada! Eso es ser feliz. Otros estarían echando pestes porque hay que lavar la ropa sucia, ¡qué horror! ¡qué flojera! Pero piensa que sería peor que no tuvieras ropa qué lavar ¿cierto? Y pero aún, que ya no tuvieras que lavar la ropa, porque ya no la necesitas… ¡Así que lava tu ropa con alegría! Y con esa misma alegría haz todo lo que tengas qué hacer. No dejes que el comercio y los centros comerciales te jalen a su círculos vertiginosos, ni el exceso de población, ni el terrorismo, ni tampoco los baches, ni el tránsito, ni el CCC, ni los políticos y los gobernantes, ni nada. Mantén la esperanza de un mundo mejor.
 

Saludos cordiales,

 

Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

 

Read Full Post »