Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3 enero 2015



Hola,


Para cerrar con broche de oro esta temporada llegan los Reyes Magos, incluyendo a Artabán. Para ello seleccioné una pintura que se titula La Adoración de los Magos o Tríptico de la Epifanía, de un pintor holandés conocido como El Bosco o Hieronymus Bosch, que me intrigó muchisimo desde que de muy joven mi padrte me mostró otra pintura de él titulada:  El Jardín de Las Delicias. Entre fantástica y misteriosa, entonces no me daba cuenta de la censura que implicaba, pero por otro lado, era muy divertida y bromista, llena de animales mitológicos, detalles miniatura, simbolismo, en fin que podía verse por horas y siempre se encontraba algo nuevo. Si te interesa, en el link puedes verla con todo detalle. Lo mismo que el Tríptico de la Epifanía.

 

La Adoración de los Reyes es una escena dentro de la historia que hace referencia a estos personajes. En la religión cristiana los Magos son unos personajes que aparecen en el Evangelio de Mateo (Mt 2-12) en el libro del Nuevo Testamento. Sin embargo, no aparecen en el relato de la infancia de Jesucristo que está en el Evangelio de Lucas.

Mateo hace un relato muy escueto en el que no aparece ni el número ni el nombre de estos magos. A partir de Orígenes (185-224) y con los Evangelios apócrifos se van añadiendo datos y detalles que la Iglesia va aceptando y los artistas aprovechan en sus obras. La historia de los Reyes Magos ha tenido siempre una gran atracción para las narraciones artísticas. (Wikipedia)

La Adoración de los Magos (en italiano, Adorazione dei Magi) fue la primera gran obra del pintor renacentista italiano Leonardo da Vinci. Está pintado al óleo sobre tabla que mide 246 cm. de alto y 243 cm. de ancho y data del periodo 14811482. Se conserva en la Galería de los Uffizi de Florencia.

J._Bosch_Adoration_of_the_Magi_Triptych

La Adoración de los Magos o Tríptico de la Epifanía1 es un tríptico del pintor neerlandés El Bosco. Es un óleo sobre tabla, cuyas medidas son de 138 x 72 cm para la tabla central, y de 138 x 33 para las tablas laterales. Está firmado en el compartimento central, en el ángulo inferior izquierdo: JHERONIMUS BOSCH.

 

ANÁLISIS: Es considerada como una de las obras más bellas y refinadas del pintor junto con El Jardín de Las Delicias. En este cuadro, el Bosco asocia lo divino a lo fantástico de una manera más serena que en obras anteriores.3Aunque el título no lo sugiere, se trata de un tríptico con un gran contenido simbólico, donde las intrusiones extrañas, frecuentes en las obras del pintor, se deslizan en esta apacible escena.

Tríptico abierto.

  • El paisaje

Existe un paisaje luminoso que sirve de fondo común a los tres compartimentos del tríptico: predominan los tonos dorados y azules en la representación de bosquecillos, suaves ondulaciones del terreno, algún río y una ciudad. En este tipo de representación de ciudades, El Bosco tiende a un cierto exotismo, representando estructuras cilíndricas y cúpulas de cebolla que pueden recordar a la Cúpula de la Roca de Jerusalén, el mausoleo de Halicarnaso o el minarete de la mezquita de Ibn Tulun en El Cairo.5

  • Ala izquierda

En el ala izquierda está el donante, Peter Bronckhorst, identificado gracias al escudo familiar con la inscripción «Een voer al» (Uno para todos). En segundo plano aparece un hombre sentado sobre una cesta y protegido bajo un precario tejadillo, seca sus ropas al fuego. La opinión generalizada es que se trata de san José intentando secar los pañales del Niño. Mediante la desaparición de José de la tabla central, desplazándose a la izquierda, hace de esta compleja epifanía, además, una escena de género.

  • Tabla central

En la tabla central está la Adoración de los Reyes Magos, en tonos suaves y dorados. en general, es una composición caracterizada por su extrema dulzura y sencillez.2 Fuera de una cabaña precaria se sienta la monumental Virgen, eje de la composición, que tiene en el regazo al Niño. Melchor, el más viejo de los reyes, representa a Asia; está arrodillado ante ellos, y ha puesto su regalo sobre la tierra: una escultura de oro (según Koldeweij, la mirra; según otros, es una corona que descansa sobre el suelo6 ) con el Sacrificio de Isaac, prefiguración de la Pasión de Cristo, que aplasta a los sapos, símbolo de herejía. Al lado está la corona depuesta, símbolo de sabiduría y poder inútil frente al divino. Al lado está Gaspar, blanco y de mediana edad, representando a Europa; sobre la esclavina que viste aparece la visita de la reina de Saba a Salomón, tema en que el Antiguo Testamento prefigura el Nuevo:6 lleva sobre un plato el incienso (el oro, según Koldeweij). Al final, Baltasar, joven negro que representa a África, lleva en la mano un cáliz esférico, en el que está representada mediante un relieve la oferta de agua al rey David por parte de los tres campeones (2 Sm 23, 14-17), conteniendo la mirra (el incienso, según Koldeweij). Detrás de él, se ve a una criada negra, joven. Probablemente deba identificarse a la Virgen con el altar de la misa que porta las sagradas «especias» y a los tres Reyes como los primeros oficiantes.

El pintor representa a personajes extraños, que realizan movimientos inexplicables dentro del contexto sagrado que se presupone. Toda la escena principal se encuentra rodeada de símbolos del mal, como los dos pastores sobre la cabaña o los ejércitos que atraviesan la escena; incluso las construcciones sobre el fondo tienen un aspecto antropomorfo e inquietante. La actitud de los pastores, además, parece sobrepasar la mera curiosidad ante la presencia de los poderosos reyes, y se convierten de este modo en personajes grotescos que han trepado al tejado del pesebre para contemplar la escena; tras ellos, dos ejércitos se encuentran en un violento encontronazo, completamente desligado de la serenidad del tema principal. Se añade a la situación, un grupo de personajes siniestros que asoman en el umbral de la cabaña, tras la Virgen, en particular una especie de rey oriental semidesnudo que aparece con una sonrisa que más bien parece una mueca. Lleva un manto rojo, un turbante o una tiara y tiene en la pierna derecha una herida repugnante y purulenta. Se ha interpretado de diversas maneras: Herodes; el Anticristo que amenaza la llegada de Cristo y que padece lepra;6 una representación de la herejía espiando a los creyentes; una prefiguración de la Pasión de Cristo; incluso la representación de América, nuevo continente recién descubierto y que no estaría representado, a diferencia de los otros tres conocidos hasta entonces, en los tres reyes Magos tradicionales (Koldeweij, 2001).2

  • Ala derecha

En el ala derecha está representada santa Inés con la donante Agnese (o Inés) Bosshuysse (o Bosshuye), a la que se reconoce por la santa y su escudo de armas; en segundo plano, un oso y un lobo atacan a algunos viandantes. (Wikipedia)

 

 

Jheronimus_Bosch_(cropped)

Autorretrato cortado de una pintura.

 

Jheronimus Bosch, llamado Jeroen van Aeken o Van Aken y conocido como El Bosco o Hieronymus Bosch (Bolduque, h. 1450 – enterrado en Bolduque, 9 de agosto de 1516), fue un pintor neerlandés.

Sus cuadros están protagonizados por la Humanidad que incurre en el pecado y es condenada al infierno. La única vía que parece sugerir el artista para redimirse se encuentra en las tablas con vidas de santos que, dedicados a la meditación, deben ser modelo de imitación, aunque estén rodeados por el mal. Ejemplo de ello son las tablas con la Pasión de Cristo a través de la meditación sobre las penas sufridas por Cristo, para rescatar del pecado universal al género humano. Su estilo cambia en los últimos años de su actividad, pintando cuadros con un menor número de figuras, pero de mayor tamaño, que parecen sobresalir del cuadro y acercarse al observador. (Wikipedia)

Para cerrar la temporada navideña te comparto esta noticia que me envió Johanna y que sucederá en el Centro Nacional de las Artes CENART, aquí en el D. F.: “Leonardo, Rafael, Caravaggio: una muestra imposible”.

 

Saludos cordiales,
Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

Read Full Post »


Hola,

Afremov Leonid LIGHTS and SHADOWS of AMSTERDAM

Luces y sombras de Ámsterdam.

 

No podía comenzar el Año Nuevo sin alguna bella pintura, por lo que decidí escoger un pintor contemporáneo que tiene una biografía muy interesante y nada fácil que me permito anotar, además de que ¡actualmente vive en México! Pero no lo escogí por eso, sino porque el colorido y la iluminación de su pinturas me ha encantado desde que las vi hace varias Navidades y me haría muy feliz si todos pudieran ver el Año Nuevo con esa iluminación y colorido.

¿Qué te parece de día? 

 

 

Afremov The Gateway to Amsterdam

Puerta de entrada a Ámsterdam.

 
Por muchas razones otras fáciles de imaginar, seleccioné algunas pinturas de Amsterdam, pero sus demás pinturas son igualmente hermosas, puedes verlas aquí Sitio oficial.
¿Y de noche?
Afremov Bridges of Amsterdam
Puentes de Ámsterdam.

 

¿Quién es?: Leonid Afrémov (Леанід Афрэ́маў Leanid Afrémau en bielorruso) (nacido en Vitebsk, en 1955) es un pintor bielorruso con nacionalidad israelí. Sus pinturas generalmente refieren a paisajes, escenas urbanas, flores, marinas y retratos coloreados vívidamente. Generalmente utiliza espátulas, como herramienta, y pintura al óleo, como material, para sus producciones. Ha trascendido por la exposición y venta de su obra por Internet más que por la exposición en galerías.

 

Leonid_Afremov_with_his_painting_Venice_Grand_Canal_2009

Leonid Afrémov con su pintura El Gran Canal de Venecia.

 

En la Unión Soviética. Afrémov se graduó en la Escuela de Bellas Artes de Vitebsk, fundada por Marc Chagall en 1921 (la cual tuvo notables personalidades como Kazimir Malevich y Wassily Kandinsky). Trabajó en una fábrica de cerveza y licores como diseñador, y luego como escenógrafo teatral. En los 80 comenzó a trabajar de forma autónoma en colegios y koljoses diseñando propaganda comunista. También realizó esculturas de Lenin en escayola, pero a causa de sus raíces judías no se le permitió pertenecer a las asociaciones de artistas locales ni participar en las exposiciones gubernamentales.

En 1986 ocurrió el desastre de Chernóbil, a unos cientos de kilómetros de Vitebsk (su ciudad natal), entonces su niño de 2 años resultó afectado (tal como otras personas). Se mudó a Israel en 1990, donde abandonó la ciudadanía soviética por la israelí, que sigue conservando en la actualidad.

En 1986 ocurrió el desastre de Chernóbil, a unos cientos de kilómetros de Vitebsk (su ciudad natal), entonces su niño de 2 años resultó afectado (tal como otras personas). Se mudó a Israel en 1990, donde abandonó la ciudadanía soviética por la israelí, que sigue conservando en la actualidad.

En Israel. Al cabo de dos semanas, encontró un trabajo en una agencia de publicidad para pintar carteles. Posteriormente estuvo en una tienda de marcos donde se introdujo en el uso de la espátula y la construcción de marcos. Sin embargo se encontró casi en la misma situación de la Unión Soviética: los inmigrantes rusos recibían salarios más bajos y eran discriminados incluso a nivel oficial. Por ello en los primeros años de esta década pintaba fundamentalmente acuarelas y acrílicos (lo que conseguía vender fácilmente sin apenas experimentar). En 1993 se mudó a Asdod, ciudad con importante población inmigrante rusa.

En 1995 consiguió abrir su propia galería y tienda de marcos, frecuentada por inmigrantes rusos. En esta época pintaba casí exclusivamente óleos a espátula, adquiriendo su estilo artístico único. Se hizo amigo del músico de jazz Leonid Ptashka, quien animó a Afrémov a pintar una serie de retratos de músicos de jazz populares.

La galería fue atacada en varias ocasiones; una vez escribieron en el escaparate “Cerdo ruso, vuelve a Rusia.” En marzo de 2001 la galería fue nuevamente atacada y los vándalos destruyeron docenas de pinturas. La policía local se negó a actuar.1

Época actual. Leonid Afrémov decidió que era el momento de irse a donde lo trataran en condiciones de igualdad y en enero de 2002 se mudó a los Estados Unidos (Boca Ratón, Florida). Actualmente vive en Playa del Carmen, México. (Wikipedia)

¿Qué te pareció?

Saludos cordiales,

Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

Read Full Post »