Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 4 septiembre 2014


Hola,

Mañana jueves 04 de septiembre, el Canal 22 proyectará en Cine sin Cortes (10:00 pm) la película ¡Qué viva México! de Sergei Eisenstein, filmada en 1932. En ella podrás ver el poderoso atractivo que México ejerció sobre Eisenstein, además de la magnifica forma de trabajo de este cineasta y los diferentes tipos de montaje que aplicaba. Ojalá puedas darte el tiempo para disfrutarla.
He aquí una pequeña historia al respecto que dejé asentada en mi disertación doctoral:

“Los problemas de Eisenstein en México comenzaron poco después de su llegada, cuando él y sus dos acompañantes fueron arrestados por las autoridades sin razón aparente. Sólo después de la intervención de 12 senadores de Estados Unidos (¿?) y la de figuras públicas tales como Charles Chaplin y Albert Einstein fueron liberados. Después de la represión de entrada, fueron aceptados como invitados honorables e incluso saludados de mano por el presidente de México entonces –debió haber sido Emilio Portes Gil- en una ocasión festiva. Libre ya de proseguir con su proyecto, para ese momento titulado ¡Qué viva México! Eisenstein comenzó a explorar el campo mexicano, filmando ciertas escenas y eventos en el camino. El plan original pedía una narración panorámica de México, el presupuesto permitía tres o cuatro meses de rodaje. Pero mientras más exploraba Eisenstein el tema más fascinado estaba con la fiera belleza del paisaje mexicano y la cruel y sensual poesía de la vida pasada y presente del país, sus ideas para la película se volvieron más y más grandiosas, y como resultado el programa y el costo pronto excedieron por mucho al plan y presupuesto inicial. Eisenstein abordó ¡Qué viva México! como una producción de cuatro episodios con prólogo y epílogo. Las cuatro historias –tituladas Sandunga, Maguey, Fiesta y Soldadera– eran para darle cuerpo al espíritu de México y para expresar las fuerzas antagónicas que habían dominado la experiencia de la nación a través del tiempo: vida y muerte, belleza y corrupción, libertad y opresión, paganismo y cristianismo.

“La preparación y producción se retrasó por meses, las ideas de Eisenstein se expandieron y cambiaron en tanto que progresaba la filmación. En Hollywood la impaciencia de Sinclair se incrementaba, aunque, por otro lado, estaba profundamente complacido con los adelantos parciales que Eisenstein le envió once meses después de comenzada la producción. Pronto la relación entre ambos se volvió intolerablemente tensa. Acusaciones y contraacusaciones empezaron a volar de un lado a otro de la frontera. Finalmente en enero de 1932 rindiéndose a las presiones de su familia Sinclair ordenó parar la filmación justo cuando Eisenstein se preparaba para filmar el último episodio. El director rogó por un poquito más de tiempo y dinero para terminar el proyecto, pero el novelista fue inflexible. Eisenstein estaba varado en México sin dinero y sin acceso al metraje de película que había enviado a Hollywood para procesar.

Denegado el permiso para ingresar en Estados Unidos, Eisenstein y sus dos colegas pasaron varias semanas en un pueblo fronterizo hasta que finalmente recibieron visas de tránsito para un mes solamente. El director fue esquivado por Sinclair, quien evitó verlo haciéndole en cambio promesas indirectas de mandarle el metraje de película a Eisenstein a Moscú para su edición. La promesa nunca se mantuvo. Tras la partida de Eisenstein, Sinclair puso el material a disposición del productor Sol Lesser, quien usó parte del episodio de Maguey para hacer la película de largo metraje Tormenta sobre México (1933), y otra parte para preparar dos cortos Día de difuntos y Eisenstein en México (ambas en 1934). En 1939 la biógrafa de Eisenstein, Marie Seaton, reensambló, de modo fiel al libreto y al concepto original del director, mucho del material en una producción especial: El tiempo y el sol. Como resultado de todo el enredo, muchos metros del negativo original fueron mutilados más allá de una posible restauración. El metraje original eventualmente fue restituido a Rusia por razón de la herencia de Sinclair. Fue reeditado por Alexandrov como la versión oficial de la Unión Soviética y estuvo lista para su presentación en 1979.” (Tomado de: Farías-van Rosmalen, Consuelo, Anatomía de una mente visionaria obsesionada por el presente: Rem Koolhaas, Tesis Doctoral, Editorial de la UNAM, edición limitada, México, 773 pp., 2003, pp. 371-372).

Con el siguiente montaje, en toda la acepción de la palabra, comencé la meseta titulada 1934. Del montaje espacial o imagen-movimiento. Clasificación C. 

CFvR Montaje Eisenstein México

Termino con la ficha informativa del canal 22 para la película ¡Qué viva México!

Saludos cordiales,

Dra. Consuelo Farías-van Rosmalen.

Read Full Post »