Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 enero 2011


¿Torre Bicentenario Revisited? or Reloaded?

Visita el Cajón Paranoico IX

Read Full Post »


¿Quieres saber cuál es la ciudad poblada más antigua del mundo?

Visita el octavo Cajón Paranoico.

Read Full Post »


Hola,


Seguir una estrella es lo mejor que pudo hacer Artabán, el cuarto Rey Mago, quien nos enseña a no perder nunca de vista ‘nuestra’ estrella. Por eso éste es el regalo de Artabán y lo comparto contigo:

Cuento de Artabán, el cuarto Rey Mago.

 

Una noche estaba Artabán mirando al cielo estudiando las estrellas cuando llegó un mensajero con una carta de sus amigos Melchor, Gaspar y Baltasar. La abrió enseguida, pues esperaba impaciente nuevas noticias sobre el significado de una estrella especial que había surgido en el cielo. Decía lo siguiente:

 

“Apreciado amigo Artabán, después de consultar los libros y preguntarles a los sabios hemos averiguado el significado de la estrella que descubriste en el cielo. No hay duda, indica el nacimiento de una persona importante, quizá, la más importante jamás nacida. Es una persona que será a la vez rey, Dios y hombre. Nosotros hemos descubierto una estrella igual que la tuya y nos hemos puesto a seguirla para llegar cuanto antes al lugar del nacimiento de este niño. Espero que nos encontremos en el camino. Un saludo”

 

Tus amigos Gaspar, Melchor y Baltasar

 

Artabán enseguida dispuso todo para emprender el camino que le indicara su estrella y alcanzar a sus amigos. Escogió sus mejores camellos, y los cargó con oro, incienso y mirra para regalárselos al niño. Pero nada más salir, se encontró con un dilema. Allá a lo lejos veía la estela de los camellos de sus compañeros, pero su estrella le indicaba un camino distinto. No sabía qué hacer. Finalmente decidió seguir su estrella. Ésta se posó sobre un grupo de niños que contemplaban las estrellas. Pasaban así horas y horas pero no entendían el significado de ellas. Artabán se acercó y les explicó todas las constelaciones y también el significado de esa estrella especial indicándoles el motivo de su viaje. Los niños decidieron unirse a su expedición para buscar a esa persona tan importante. La estrella no quería que hiciera el camino solo, sino con otros niños.

 

Pero después de andar unos días otra vez la estrella se separó del camino. No sabían qué hacer, porque a ese ritmo llegarían los últimos y eso si es que llegaban. Pero la estrella mostraba otro camino. Artabán pensaba que quizá se había equivocado de estrella, que ésta le llevaba por caminos distintos y más largos. Pero bueno, al fin y al cabo era su estrella, así que se puso a seguirla. De repente, la estrella se posó sobre una familia que estaba al borde del camino. La mamá lloraba amargamente. No tenía nada para darle de comer a su niño recién nacido que llevaba en brazos, y ya era el tercer día que estaba en esta situación. Un tiempo de sequía les había dejado sin cosecha y un terremoto sin casa. Artabán llevaba muchas cosas, pero era para regalárselas al niño que acababa de nacer, pero ¿cómo podía quedarse sin hacer nada? Cogió las monedas de oro y se las dio a la familia diciéndole: Mira, estas monedas eran para un rey, pero te las doy a ti para que puedas comer y comprarte una casa. Ya encontraré algo para regalarle al Rey.

 

Artabán y sus amigos emprendieron otra vez el camino. Una vez más la estrella volvía a alejarse del camino para posarse sobre un pueblo. Cuando se acercaron, del pueblo salía un olor muy malo, que al respirarlo les hacía enfermar. Casi todo el pueblo estaba enfermo por culpa de ese olor. Y ellos llevaban incienso y mirra que juntos, perfuman el ambiente y hacen que desparezcan los malos olores. Pero eran para el niño que iban a adorar, porque era Dios y hombre. Entonces oyeron el llanto enfermo de un niño recién nacido, ¿cómo dejar que esas gentes se murieran por la enfermedad? No lo pensaron más. Sacaron todo el incienso y la mirra que llevaban y perfumaron toda la ciudad, hasta que desapareció todo el mal olor. Las gentes de esa ciudad estaban muy agradecidos, pero ellos se habían quedado sin nada: Cuando se presentaran delante del niño, ¿qué le iban a regalar?

 

Siguieron su estrella y se encontraron a Gaspar, Melchor y Baltasar que volvían de adorarlo y les dijeron donde podrían encontrar a Jesús, en Belén. Artabán y sus amigos continuaron caminando hasta llegar a Belén. Al entrar en el pueblo se preguntaban qué le iban a regalar. No les quedaba nada, lo habían dado todo. Iban a quedar muy mal delante de Jesús. Tocaron a la puerta y una mujer con un niño en brazos salió a abrirles. Le sonaba mucho la cara pero no estaba seguro de quién era. De pronto, el niño empezó a llorar. Ese llanto le recordaba a alguien. ¡Oh sorpresa! Ya sabía quiénes eran: la familia que habían ayudado al borde del camino y el niño que habían curado en la ciudad. Admirados, se pusieron de rodillas a adorarlo. Jesús les sonrió y la estrella brilló como nunca.


“Los cuentos sirven para dormir a los niños…

y despertar a los mayores”.

 

Basado en el cuento The Other Wise Man de Henry van Dyke.


Saludos cordiales,

Consuelo Farías-van Rosmalen.

Read Full Post »


Hola,

La fábula El Lápiz del libro titulado Como el río que fluye: pensamientos y reflexiones 1998-2001 de Paulo Coelho (Río de Janeiro, 1947) es muy interesante porque hace una analogía con algo tan sencillo como un lápiz, y nos enseña con ella cosas complejas del ser humano, por eso la considero el regalo de Baltasar y la comparto contigo.
Saludos cordiales,

Consuelo Farías-van Rosmalen.

Descarga el archivo:

Read Full Post »


Hola,
Si lo piensas un poco, este pequeño cuento es muy significativo por muchas razones, por eso lo considero el regalo de Gaspar y lo comparto contigo:
Cuento para reflexionar: La piedra en el camino.
Había una vez en España un hombre muy rico que habitaba un gran castillo cerca de una aldea. Quería mucho a sus vecinos pobres, y siempre estaba ideando medios de protegerlos, ayudarlos y mejorar su condición. Plantaba árboles, hacía obras de importancia, organizaba y pagaba fiestas populares, y en las Pascuas daba tantos regalos a los niños de la vecindad como a sus propios hijos.
Pero aquella pobre gente no amaba el trabajo, y esto los hacía ser esclavos de la miseria.
Un día el dueño del castillo se levantó muy temprano, colocó una gran piedra en el camino de la aldea, y se escondió cerca de allí para ver lo que ocurría al pasar la gente.
Poco después pasó por allí un hombre con una vaca. Gruñó al ver la piedra, pero no la tocó. Prefirió dar un rodeo, y siguió después su camino.
Pasó otro hombre tras el primero, e hizo lo mismo.
Después siguieron otros y otros. Todos mostraban disgusto al ver el obstáculo, y algunos tropezaban con él; pero ninguno lo removió.
Por fin, cerca ya del anochecer, pasó por allí un muchacho, hijo del molinero. Era trabajador y estaba cansado a causa de las faenas de todo el día. Al ver la piedra dijo para sí:
La noche va a ser obscura, y algún vecino se va a lastimar contra esa piedra. Es bueno quitarla de ahí-.
Y enseguida empezó a trabajar para quitarla. Pesaba mucho, pero el muchacho empujó, tiró y se esforzó para hacerla rodar hasta quitarla de en medio. Entonces vió con sorpresa que debajo de la gran piedra había un saco lleno de monedas de oro. El saco tenía un letrero que decía:

«Este oro es para el que quite la piedra.»
El muchacho se fué contentísimo con su tesoro, y el hombre rico volvió también a su castillo, gozoso de haber encontrado a un hombre de provecho, que no huía de los trabajos difíciles.
Saludos cordiales,

Consuelo Farías-van Rosmalen.

Read Full Post »


Hola,
Esta fábula me la contó quien menos me esperaba porque es mi hija: Marijke. En su momento me llamó la atención y en diversas situaciones, decidí que debía seguir el ejemplo de este burrito, y lo he hecho para bien, por eso la considero el regalo de Melchor y la quiero compartir contigo:
La fábula del burro y el pozo
Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo.
El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de sacarlo sin éxito.
Finalmente el campesino decidió que el animal ya estaba viejo, el pozo estaba seco, y necesitaba ser tapado de todas formas y que realmente no valía la pena sacar al burro.
Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarlo.
Todos tomaron una pala y empezaron a tirar tierra al pozo.
El burro se dió cuenta de lo que estaba pasando y lloró desconsoladamente.
Luego, para la sorpresa de todos, se tranquilizó.
Después de unas cuantas paladas de tierra, el campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio…
Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble…
Se sacudía la tierra y daba un paso hacia arriba…
Mientras los vecinos seguían echando tierra encima del animal, él se sacudía y daba un paso hacia arriba.
Pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.
La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra…
El truco para salir del pozo es sacudirse cada vez la tierra y dar un paso hacia arriba.
Cada uno de nuestros problemas es un escalón hacia arriba.

Saludos cordiales,

Consuelo Farías-van Rosmalen.

Read Full Post »


 

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

Queremos agradecerte de todo corazón el apoyo que nos brindaste a lo largo de este año que termina. Todo, tanto lo bueno como lo malo, hizo del 2010 un año maravilloso. Esperemos que el próximo también lo sea.
Para celebrar el comienzo del Año Nuevo 2011 te comparto dos o tres cosas:
Primero, el pequeño video que Johanna pudo tomar en el Auditorio Nacional (aclaro que no dejaron entrar con cámaras, por lo que lo tomó con el celular como lo hicieron todos) cuando fuimos a ver y escuchar a André Rieu y The Johann Strauss Orchestra el 27 de noviembre pasado, al final del video salimos algunos de nosotros, jajaja estuvo divertido:
“Aquí está el ‘videito’ que tomé en el concierto de André” (El link y el video son privados)  

 

 

Segundo, los holandeses bailarán para ti (¡¡!!) la Clog Dance (Danza de los zuecos o klompen), las chicas de la JSO la bailan con André desde la campiña y los canales de Holanda, espero que te guste:
Clog Dance – André Rieu & The Johann Strauss Orchestra
Y por último este pequeño pero emotivo Cuento de Invierno:
Con un afectuoso abrazo de
La Tribu van Rosmalen Farías.

 

 

Read Full Post »

Older Posts »